Caracterizan ranchos ganaderos de cuatro municipios de la Reserva de la Biosfera La Sepultura en Chiapas

  • Estudiantes de la UNACH, de dicho estado mexicano, lograron caracterizar el componente arbóreo y la tipología de productores ganaderos que están implementando sistemas silvopastoriles y buenas prácticas ganaderas en sus ranchos

22 de octubre de 2019. Como parte de la agenda de investigación entre instituciones académicas, de investigación y el proyecto Biodiversidad y Paisajes Ganaderos Agrosilvopastoriles Sostenibles, conocido como BioPaSOS, en el estado de Chiapas, México, se lograron determinar las características de los productores ganaderos, las especies del componente arbóreo que existen en sus ranchos, así como los usos que le dan a los árboles.

Esta caracterización fue arrojada por el trabajo de tesis de Héctor Manuel Gordillo y Carlos Alberto Jiménez, ambos estudiantes de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH).

Gordillo comentó que trabajó con 30 productores ganaderos distribuidos en los municipios de Villaflores, Jiquipilas, Arriaga y Tonalá, todos ellos pertenecientes a la Reserva de la Biosfera La Sepultura (REBISE). Mediante un inventario del componente arbóreo Gordillo logró determinar cuáles son las especies de árboles que están presentes en los ranchos, así como el uso que los productores le dan a estos árboles.

“Dentro de los ranchos ganaderos de los cuatro municipios de la REBISE se encontraron 80 especies de árboles, distribuidos en 37 familias, siendo la familia Fabaceae la más representativa. En lo que respecta a los usos, se encontró que existen 11 diferentes usos que los productores le dan a los árboles, siendo los usos de cercas vivas, sombra y poste los más representativos y los de forraje y resina los de menor uso”, afirmó Gordillo.

Con respecto a las características de los ranchos ganaderos en los cuatro municipios estudiados, Jiménez encontró que existen diferencias entre el tamaño del hato total, siendo los ranchos en Tonalá y Arriaga los que tienen más animales, en comparación con los ranchos de Jiquipilas y Villaflores. Asimismo, Jiménez destacó que en dichos ranchos ganaderos se realizan prácticas silvopastoriles, siendo el arreglo de cerca viva el que más se lleva a cabo en todos los ranchos, seguido por el de árboles dispersos en potrero y por último el de bancos forrajeros energéticos y proteicos.

Jimenez explicó que la información generada en estas investigaciones será de gran utilidad para que el proyecto BioPaSOS y sus socios locales como la REBISE, de la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (REBISE-CONANP), The Nature Conservancy, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca (SAGyP) y la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (SEMHN) cuenten con información que les sirva como base para futuras investigaciones, o bien, para diseñar programas ganaderos sustentables.

El proyecto BioPaSOS es implementado por el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), con el apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), en coordinación con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), con financiamiento de la Iniciativa Internacional del Clima (IKI).

 

Estudiantes de la UNACH quienes presentaron su trabajo de tesis

 

Mayor información:

José Antonio Jiménez
Coordinador local en Chiapas
Biodiversidad y Paisajes Agrosilvopastoriles Sostenibles (BioPaSOS)
CATIE
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Redacción:

Karla Salazar Leiva
Comunicadora
Tecnología de Información y Comunicación
CATIE
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.